viernes, 23 de octubre de 2009

Joven muere aplastado por camión en un taller


Cerca de las 9:00 de ayer, un muchacho, de unos 18 años, murió en un accidente laboral ocurrido en la ‘muellería’ Ribera, situada en el tercer anillo interno, zona del barrio Alto San Pedro, donde un motorizado, puesto en marcha de forma involuntaria por el chofer, le aplastó la cabeza.
De acuerdo con el informe de Aníbal Rivas, subjefe de Radiopatrulla 110, el camión Ford, modelo antiguo, fue llevado al taller por el conductor Gregorio Luna Choque para que le reparen la suspensión. El malogrado joven se metió debajo del vehículo para desarmar algunas piezas, mientras el chofer subió a la cabina y le dio contacto al arranque para limpiar el parabrisas, pero no se percató de que la palanca de cambios estaba enganchada en una de las marchas, lo cual hizo avanzar el motorizado, que chocó con un micro estacionado y pisó la cabeza del mecánico. Luna, sin enterarse de la desgracia, puso reversa, retrocedió y volvió a pasar por encima del occiso, según los datos de los testigos.
Hernán Ribera Padilla, dueño del taller, dijo que sólo conocía al joven como Gerardo y que era oriundo de Guarayos. Indicó que trabajaba desde hace ocho meses y que no le conocía familiares.
Entre tanto, el causante de la desgracia fue trasladado a una celda de Tránsito para el proceso correspondiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario